Por qué todos deberíamos escuchar a Amber Heard

Amber Heard no era la víctima perfecta y se le quitó la posibilidad si quiera de ser considerada una. Se hicieron memes de su testimonio de violación y fue ridiculizada en TikTok. Como si las víctimas tuvieran que seguir un manual de cómo actuar para ser válidas.

RAFAELA CALDERÓN

Este miércoles 1 de junio de 2022 fue revelado el veredicto de uno de los casos judiciales con mayor repercusión pública en los últimos años, Depp vs. Heard. Para sorpresa de pocos, Johnny Depp ganó la demanda en contra de su exesposa, Amber Heard.

Esto no se debe a que Johnny Depp nunca haya abusado de Heard. Al contrario, en 2020, Depp perdió el (primer) juicio de difamación que inició en contra del diario The Sun porque se demostró por medio de las pruebas presentadas, que de las 14 instancias de abuso alegadas por Amber en su testimonio, 12 fueron «sustancialmente ciertas». Estas, detalladas en la sentencia de 129 páginas del Tribunal Superior de Justicia de Inglaterra y Gales, fueron:

1. A principios de 2013, Depp abofeteó a Heard con tanta fuerza que ella cayó al suelo.

2. En marzo de 2013, Depp golpeó a Heard y le hizo sangrar el labio por los celos que sintió al ver una pintura de la ex pareja de Heard, que estaba colgada encima de su cama, la cual intentó quemar dos veces. En el juicio Depp declaró que efectivamente sentía celos de la expareja y que a veces perdía el control cuando se ponía celoso.

3. En junio de 2013, Depp le arrojó sus gafas a Heard y le rasgó el vestido.

4. En mayo de 2014, Depp le gritó a Heard y le dio una patada en la espalda en un vuelo en un avión privado.

5. En 2014, Depp agarró a Heard por el cabello, la abofeteó y la tiró al suelo.

6. En enero de 2015, Depp abofeteó a Heard y la tiró al suelo antes de pararse sobre ella y gritarle.

7. En marzo de 2015, Depp le rompió el labio a Heard, provocó en ella una nariz hinchada y causó cortes por el cuerpo. También la tiró al suelo, la estranguló y le escupió en la cara.

8. En marzo de 2015, Depp agarró a Heard y la golpeó frente a su hermana.

9. En agosto de 2015, Depp agarró a Heard por el cuello y la empujó contra una pared.

10. En diciembre de 2015, Depp le arrojó una botella de vidrio a Heard, la abofeteó y la arrastró por el apartamento tomándola del cabello antes de golpearla en la parte posterior de la cabeza y darle un cabezazo en la cara (sobre lo cual existe un audio donde dice «te di un cabezazo en la put* cabeza, eso no rompe una nariz», y por el cual, en el juicio de Reino Unido después de haber negado golpearla en alguna ocasión, se vio obligado a decir que se trataba de un accidente; y audio que, a pesar de haber sido reproducido en la corte, las redes sociales lo ignoraron en su totalidad). Luego empujó su cara contra un colchón y la golpeó repetidamente.

11. En abril de 2016, Depp agredió a Heard en su fiesta de cumpleaños.

12. Y en mayo de 2016, el ultimo altercado físico que se dio entre la pareja antes de su divorcio, Depp arrojó un teléfono a la cara de Heard.

Estas 12 instancias probadas de las 14 que se testificaron, fueron suficientes para que la Corte fallara a favor del diario The Sun, que llamó a Depp un «golpeador de esposas». Sin embargo, esta resolución no pudo ser presentada a los miembros del jurado en la sustentanciación del caso en Estados Unidos.

La segunda demanda de Depp —esta vez en contra de Amber Heard— se dio por difamación por un artículo de opinión que ella publicó en el Washington Post en 2018. El 1 de junio de 2022, Heard fue declarada responsable por las siguientes tres declaraciones que Depp calificó como falsas y difamatorias:

(1) «Hablé en contra de la violencia sexual y enfrenté la ira de nuestra cultura. Eso tiene que cambiar», (2) «Entonces, hace dos años, me convertí en una figura pública representando el abuso doméstico, y sentí toda la fuerza de la ira de nuestra cultura hacia las mujeres que alzan su voz»; y, 3) «Tuve la rara ventaja de ver, en tiempo real, cómo las instituciones protegen a los hombres acusados ​​de abuso».

El juicio civil por jurado lo inició Depp en el estado de Virginia, donde se encuentran las instalaciones del Washington Post y no pudo ser trasladado al estado de California como inicialmente pretendió el equipo legal de Heard por ser el lugar donde ambos residen, donde convivieron la mayor parte de su relación juntos y donde las protecciones legales de la libertad de expresión para las personas que hablan sobre asuntos de interés público (conocidas como leyes anti-slapp por sus siglas en inglés), como lo es la protección de la violencia doméstica, son mucho más fuertes que en Virginia.

A diferencia del juicio en Inglaterra, en el que varias de las evidencias fueron privadas del conocimiento público por su contenido sensible, como lo fue el testimonio de violación con una botella de vodka, en Estados Unidos fue televisado para cualquier persona con acceso a cable o internet. A causa de esto, los miembros del jurado, que según el sistema legal de Estados Unidos está compuesto por un grupo de personas normales sin ningún tipo de preparación profesional en el área legal, no fue aislado de la opinión pública como suele suceder en otros casos, solo se les advirtió que no podían buscar nada sobre el juicio; lamentablemente, no era necesario que ninguno de ellos hiciera una búsqueda personal al respecto, porque en cualquier red social, la información llegaba a ti sin pedirla y con una evidente parcialidad hacia el lado de Johnny Depp.

Esta parcialidad no se debe a falta de pruebas de Amber Heard, pues estas existen y fueron suficientes para calificar a Johnny Depp un «golpeador de esposas» en Reino Unido. De hecho, Heard contaba con algunas de las pruebas que fugazmente trataré de detallar a continuación:

-Fotos. Al final de su relación, Heard fue documentando varias de las instancias de violencia donde se evidencian moretones, labios rotos; lugares de su departamento destrozados por Depp como la cocina y su closet, también se presentaron fotos de alfombras rojas donde se pueden visualizar moretones o cortes en su brazo y las fotos de paparazzis donde Heard aparece con moretones después de pedir una orden de restricción temporal en contra de Depp en el 2016.

-Video. Además de las fotos, Heard pudo documentar uno de los ataques de ira del actor en el cual aparece rompiendo cosas, lanzando los anaqueles de la cocina con fuerza e insultando a Heard mientras se servía una copa del alcohol.

-Audios: Muchas grabaciones en las que Depp reconoce tácita o explícitamente las explosiones de ira que tenía con Heard, así como varias de esas explosiones en sí mismas. En uno de ellos, Depp dice: «te di un cabezazo en la put* cabeza, eso no rompe una nariz», otro donde Amber le dice «Ponle encima tus cigarrillos a otra persona» y Depp en lugar de negarlo, procede a decirle «cállate, gorda».

-Mensajes de texto y correos electrónicos. Tanto los mensajes de Heard como los de Depp que fueron adjuntados como prueba en el juicio de Reino Unido, muestran una clara línea de tiempo de los abusos ocurridos alegados por Amber. Desde el primer incidente de violencia al último, Heard le contó tanto a sus familiares como a sus amigos lo que estaba viviendo. Por ejemplo:

En el segundo incidente, existen pruebas que esos días de marzo Depp había recaído en su adicción y Amber le escribió a su madre que “Él (Depp) hace que papá luzca como un santo cuando pierde el control”, quien maltrató físicamente a su madre hasta el día de su muerte.

Sobre el tercer incidente, se adjuntó un correo electrónico con fecha del 11 de junio de 2013, que Heard había redactado para sí misma y para Johnny que decía:

«Es como el Dr. Jekyll y el Sr. Hyde, la mitad de ti que amo. Locamente. La otra mitad que me da miedo. No puedo aguantarlo. Desearía poder pero no puedo, el problema es que realmente nunca sé/entiendo con cuál estoy tratando hasta que es demasiado tarde.

La bebida me asegura que estoy lidiando con el monstruo, el abusador asustado niño violento e inseguro. Simplemente no puedo diferenciar dónde comienza la línea. Las drogas también parecen garantizar que me veré obligada a tratar con el monstruo. Una vez más, es saber qué/cuánto/y cuándo lo que marca la diferencia. A veces la resaca, la mañana siguiente, es tan mala como el baño de sangre en el que ya estoy acostumbrada que vivas por estar en un mundo de “facilitadores”[1],  eliminas y le tienes resentimiento (ya sea que te des cuenta o no) a todos los que no son “facilitadores”, puedo hacer una distinción clara en cuanto a quién cae en qué categoría, con total facilidad.

Yo misma te he visto desmayarte en el suelo después de beber hasta enfermarte, una de estas veces te cortaste tanto que necesitabas puntos».

Respecto a lo último mencionado, hay mensajes que lo corroboran, donde Depp le dice a su asistente Stephen Deuters que luego de una noche de alcohol se había cortado y que necesitaba puntos de sutura. Ese mismo día, Johnny Depp le envió un mensaje de texto a su amigo Paul Bettany, diciéndole “¡Quememos a Amber” “¡¡¡Ahoguémosla antes de quemarla!!! Después me follaré su cadáver quemado para asegurarme de que está muerta”. 

Otro claro ejemplo que expone el abuso, son los textos que no pudieron ser incluidos en el juicio de Estados Unidos pero si en el de Reino Unido, referentes al incidente cuatro que se dio en un vuelo de avión, donde el asistente de Depp le dice a Amber: «Cuando le dije (a Depp) que te pateó, lloró». Y otro del mismo día, donde Johnny Depp sobre el incidente del avión le dice:

“Una vez más, me encuentro en un lugar de vergüenza y arrepentimiento. Por supuesto que lo siento. Realmente no sé por qué o qué pasó. Pero nunca lo volveré a hacer. Quiero mejorar para ti. Y para mí. Debo hacerlo. Mi enfermedad de alguna manera me arrastró y me agarró. No puedo hacerlo de nuevo. No puedo volver a vivir así. Y sé que tú tampoco puedes. Yo debo mejorar. Y lo haré. Para los dos. Te amo. De nuevo lo siento mucho. Lo siento mucho. Te amo y me [s]iento tan mal por decepcionarte. Tuyo”.

En ambos juicios se han presentado numerosos textos en los que Depp admite convertirse en una persona diferente cuando está borracho o drogado, como él mismo denominaba, “el monstruo”. “Golpeé y mostré colores feos a Amber en un viaje reciente”, le dijo en un mensaje a un amigo. Su hermana le envió un mensaje de texto a Depp para decirle: “Deja de beber. Deja la coca. Deja de tomar pastillas”.

-Testigos: Amber presentó varios testigos que, o presenciaron los ataques o vieron los moretones y cortes que sufrió a manos de Johnny Depp. Una maquilladora mencionó que le tocó cubrir los moretones antes de su aparición en The Late Late Show. Testigos de Depp declararon sobre los desastres que este dejaba en habitaciones y hoteles, sin contar que una doctora y enfermera testigos de Depp bajo juramento declararon haber visto presencialmente las heridas de Amber en su cara. El último altercado antes de su divorcio, cuando Depp le lanzó un celular a Heard, fue escuchado por un amigo de ella en una llamada telefónica.

Lo detallado en este artículo no está cerca de ser la mitad de las pruebas que Amber proporcionó en el juicio de Reino Unido o de las que pudieron ser admitidas en Estados Unidos.
Es importante recalcar que Amber Heard tenía más pruebas que las que muchas víctimas de violencia doméstica y sexual suelen tener en estos casos, pero aun así no le creyeron ni una sola palabra.

Además, no podemos dejar de lado la historia de violencia antes de Amber Heard con la que cuenta Johnny Depp y que fue detallada en la sentencia de Reino Unido:

1. En 1989, Depp fue arrestado por agresión. En 2013, en una entrevista televisada, dijo sobre este incidente: “Fue un día malo. Tú sabes, uno tiene malos días. Y tú sabes, algunos chicos juegan golf y otros chicos destrozan habitaciones de hoteles”.

2. En 1994 hubo otro accidente en Nueva York, donde una habitación de un hotel fue dañada. Un artículo de prensa señaló que Depp aceptó pagar USD 10 mil en compensación por los daños al dueño del hotel.

3. En 1998, Depp hizo la película Fear and Loathing in Las Vegas junto a la actriz Ellen Barkin, con quien mantuvo una relación. El 22 de noviembre de 2019, en su deposición, ella declaró que en ese rodaje Depp discutió con uno de sus asistentes y lanzó una botella de vino en su dirección. Luego, testificó en el juicio televisado que Depp durante su relación había sido “celoso y controlador”.

4. En 1999, un grupo de 14-15 paparazzis trataron de tomar fotos de Depp y su entonces pareja, Vanessa Paradis, quien estaba embarazada. Depp tomó un pedazo de madera de unos 30 a 35 centímetros y los golpeó con eso.

5. En 2018, un miembro del staff de la película City of Lies que grabó Johnny, Greg Rocky Brooks, lo demandó por «agresión con lesiones» por aparentemente haberlo dado 2 puñetazos en la cara. Depp dice que lo hizo para defender a una compañera Afroamericana. En las próximas semanas, le tocará asistir a la corte para resolver esta otra agresión.

No podemos olvidar que Johnny Depp ha defendido a personas como Roman Polanski, acusado de abuso sexual a menores de edad, insistiendo en que Polanski era un hombre de familia y que seguramente alguien había hecho un trato con otra persona para acusarlo de abusador, olvidando por completo que las víctimas a quienes acusaba de mentirosas, eran niñas. Depp es mejor amigo de Marilyn Manson, quien tiene una historia de 25 años de abuso a diferentes mujeres y que gracias a este caso, se inspiró en silenciar a Rachel Woods, una de sus víctimas con una demanda de difamación en marzo de 2022.

Depp ha hablado en defensa de Harvey Weinstein y tiene muchos mensajes de textos llamando «vaca idiota», «puta sucia» y «prostituta sin valor» a Amber Heard. Así como otro que dice: «Le daré una paliza a esa zorra fea antes de dejarla entrar, no te preocupes». También de los mensajes de textos y correos electrónicos hacia Amber, su hermana y trabajadores de él, acusando a Amber de ser una zorra por querer actuar en grabaciones de películas incluso si había desnudos, como suelen encontrarse a menudo los actores en sus trabajos.

Un episodio que marcó el rumbo del internet en este juicio, es el incidente del dedo. Johnny Depp acusó a Amber Heard de haberle cortado el dedo; sin embargo, existe un audio en el que Depp dice «el día en que yo me corté el dedo». Así como mensajes de texto a la doctora Kipper, donde le dice que él fue quien se cortó el dedo y dos mensajes a su hermana Christi, donde también le dice que fue él. En el juicio, admitió que luego de que ocurriera esto, metió su dedo cortado en pintura para manchar las paredes y la ropa de Amber. Es por esto que en el caso de Reino Unido, donde se adjuntaron como prueba estos mensajes y fotos, se declaró que Amber no había sido responsable de esa herida.

Las redes sociales se encargaron de enterrar muchas cosas referentes a Johnny Depp y avillanar a Amber Heard por audios sacados fuera de contexto. Comenzando por el famoso audio donde le dice que le cuente al mundo que es una víctima de violencia doméstica, a ver si alguien le va a creer. En ese mismo audio, ella menciona que tiene miedo que la termine matando por el abuso que infringía sobre ella y que no tenía lógica que alguien creería que con el tamaño y el poder con el que Depp le llevaba ventaja, esta abusaría de él.

Expusieron a Heard como una maltratadora de su expareja, a pesar de que ella, Tasya Van Reed, había salido en su defensa con anterioridad, declarando que todo había sido sacado de contexto y que Amber Heard nunca la había maltratado. También la llamaron mentirosa porque Heard no había terminado de pagar su donación de los USD 7 millones obtenidos del divorcio con Depp, que había prometido a dos organizaciones, ignorándose que en el juicio de Reino Unido se presentaron pruebas que con ACLU, Heard había prometido el pago en un lapso de 10 años. Ella hizo el primer pago acordado, pero no pudo continuar porque Depp comenzó a demandarla por difamación y tan solo su defensa legal le ha costado unos USD 6 millones hasta ahora.

Podríamos pasarnos horas hablando de todas las mentiras que se esparcieron sobre Heard en las redes sociales y faltaría tiempo. A ella no se le perdonaba ni una sola equivocación o error, cada movimiento de sus manos o expresión facial, era sobreanalizado y se decía que «así no se comportaban las verdaderas víctimas». Se hicieron memes de su testimonio de violación y fue ridiculizada en TikTok en dimensiones difíciles de comprender.

Como si las víctimas tuvieran que seguir un manual de cómo actuar para ser válidas. Como si una víctima dejara de ser menos víctima si le faltaran lágrimas al contar que fue violada o si esta sigue adelante con su vida, aún al ser maltratada. Como si las víctimas tuvieran que ser sumisas y agachar la cabeza sin reacción al abuso para ser escuchadas.

Heard entonces, no era la víctima perfecta y se le quitó la posibilidad si quiera de ser considerada una. Existe un audio en el que Heard admite haberle pegado a Depp, así como existe otro donde él admite haberle dado un cabezazo, pero la única que recibió insultos por todo el internet fue Amber Heard.

Es cierto que no se puede negar que existió violencia de parte de Amber Heard. Muchos expertos llaman a esto abuso reactivo, que funciona como mecanismo de defensa cuando una persona está siendo abusada constantemente. Los hombres también pueden ser víctimas de violencia doméstica, sí, y este artículo no tiene intención de negarlo.

Sea que creas o no que se trataba de abuso reactivo como respuesta al maltrato que sufría o que creas que simplemente era abuso mutuo, Johnny Depp sí abusó de Amber Heard y existen muchas pruebas que demuestran que eso ocurrió. Lamentablemente, el Internet escogió un lado, santificando a Depp y destruyendo por completo a Heard.

Este juicio solo ha sido una prueba más de lo difícil que puede resultar para una víctima de violencia alzar la voz. Amber Heard no utilizó el nombre de Johnny Depp en la publicación de Washington Post en 2018 y aún así la silenciaron. ¿Qué le espera a las mujeres alrededor nuestro, que han sido abusadas, maltratadas o violadas dentro de sus hogares y que solo tienen su testimonio para probarlo como sucede en la mayoría de los casos?

Nos quieren vender la idea de que el que un hombre haya ganado un caso de difamación relacionado a violencia doméstica es la gran victoria y la gran revelación de esta década. Como si ninguna de estas personas se hubiera tomado la molestia de ver las estadísticas reales que demuestran que esta no es ninguna excepción, las estadísticas que presentan que las mujeres no solo no ganan estos casos, sino que muchas terminan muertas porque nadie les cree.

Tratan ahora de decirnos «no todas las mujeres son buenas», como si no lo supiéramos o como si, cada vez que una mujer hace algo malo, no pagáramos todas con las generalizaciones. Cuando un sinnúmero de hombres acosa, viola o asesina a mujeres diariamente, lo primero que nos dicen es «no todos los hombres» pero ahora que Amber Heard perdió, la generalización es «las mujeres mienten», «las acusaciones arruinan vidas».

Lo repiten tanto en una América Latina que tiene un cementerio lleno de mujeres silenciadas y asesinadas.

  • Abogada. Estudiante de maestría con mención en Derecho Procesal. Práctica en Derecho Procesal Civil y Contratación Pública. Investigadora y activista en temas de derecho humanos, derechos de las mujeres y la violencia basada en género.

ARTÍCULOS RECOMENDADOS

¿TE PARECIÓ INTERESANTE?

Recibe más noticias así, ¡únete a la comunidad!



    Quiero recibir información
    spot_img

    Por qué todos deberíamos escuchar a Amber Heard

    ARTÍCULOS RECOMENDADOS

    Amber Heard no era la víctima perfecta y se le quitó la posibilidad si quiera de ser considerada una. Se hicieron memes de su testimonio de violación y fue ridiculizada en TikTok. Como si las víctimas tuvieran que seguir un manual de cómo actuar para ser válidas.

    RAFAELA CALDERÓN

    Este miércoles 1 de junio de 2022 fue revelado el veredicto de uno de los casos judiciales con mayor repercusión pública en los últimos años, Depp vs. Heard. Para sorpresa de pocos, Johnny Depp ganó la demanda en contra de su exesposa, Amber Heard.

    Esto no se debe a que Johnny Depp nunca haya abusado de Heard. Al contrario, en 2020, Depp perdió el (primer) juicio de difamación que inició en contra del diario The Sun porque se demostró por medio de las pruebas presentadas, que de las 14 instancias de abuso alegadas por Amber en su testimonio, 12 fueron «sustancialmente ciertas». Estas, detalladas en la sentencia de 129 páginas del Tribunal Superior de Justicia de Inglaterra y Gales, fueron:

    1. A principios de 2013, Depp abofeteó a Heard con tanta fuerza que ella cayó al suelo.

    2. En marzo de 2013, Depp golpeó a Heard y le hizo sangrar el labio por los celos que sintió al ver una pintura de la ex pareja de Heard, que estaba colgada encima de su cama, la cual intentó quemar dos veces. En el juicio Depp declaró que efectivamente sentía celos de la expareja y que a veces perdía el control cuando se ponía celoso.

    3. En junio de 2013, Depp le arrojó sus gafas a Heard y le rasgó el vestido.

    4. En mayo de 2014, Depp le gritó a Heard y le dio una patada en la espalda en un vuelo en un avión privado.

    5. En 2014, Depp agarró a Heard por el cabello, la abofeteó y la tiró al suelo.

    6. En enero de 2015, Depp abofeteó a Heard y la tiró al suelo antes de pararse sobre ella y gritarle.

    7. En marzo de 2015, Depp le rompió el labio a Heard, provocó en ella una nariz hinchada y causó cortes por el cuerpo. También la tiró al suelo, la estranguló y le escupió en la cara.

    8. En marzo de 2015, Depp agarró a Heard y la golpeó frente a su hermana.

    9. En agosto de 2015, Depp agarró a Heard por el cuello y la empujó contra una pared.

    10. En diciembre de 2015, Depp le arrojó una botella de vidrio a Heard, la abofeteó y la arrastró por el apartamento tomándola del cabello antes de golpearla en la parte posterior de la cabeza y darle un cabezazo en la cara (sobre lo cual existe un audio donde dice «te di un cabezazo en la put* cabeza, eso no rompe una nariz», y por el cual, en el juicio de Reino Unido después de haber negado golpearla en alguna ocasión, se vio obligado a decir que se trataba de un accidente; y audio que, a pesar de haber sido reproducido en la corte, las redes sociales lo ignoraron en su totalidad). Luego empujó su cara contra un colchón y la golpeó repetidamente.

    11. En abril de 2016, Depp agredió a Heard en su fiesta de cumpleaños.

    12. Y en mayo de 2016, el ultimo altercado físico que se dio entre la pareja antes de su divorcio, Depp arrojó un teléfono a la cara de Heard.

    Estas 12 instancias probadas de las 14 que se testificaron, fueron suficientes para que la Corte fallara a favor del diario The Sun, que llamó a Depp un «golpeador de esposas». Sin embargo, esta resolución no pudo ser presentada a los miembros del jurado en la sustentanciación del caso en Estados Unidos.

    La segunda demanda de Depp —esta vez en contra de Amber Heard— se dio por difamación por un artículo de opinión que ella publicó en el Washington Post en 2018. El 1 de junio de 2022, Heard fue declarada responsable por las siguientes tres declaraciones que Depp calificó como falsas y difamatorias:

    (1) «Hablé en contra de la violencia sexual y enfrenté la ira de nuestra cultura. Eso tiene que cambiar», (2) «Entonces, hace dos años, me convertí en una figura pública representando el abuso doméstico, y sentí toda la fuerza de la ira de nuestra cultura hacia las mujeres que alzan su voz»; y, 3) «Tuve la rara ventaja de ver, en tiempo real, cómo las instituciones protegen a los hombres acusados ​​de abuso».

    El juicio civil por jurado lo inició Depp en el estado de Virginia, donde se encuentran las instalaciones del Washington Post y no pudo ser trasladado al estado de California como inicialmente pretendió el equipo legal de Heard por ser el lugar donde ambos residen, donde convivieron la mayor parte de su relación juntos y donde las protecciones legales de la libertad de expresión para las personas que hablan sobre asuntos de interés público (conocidas como leyes anti-slapp por sus siglas en inglés), como lo es la protección de la violencia doméstica, son mucho más fuertes que en Virginia.

    A diferencia del juicio en Inglaterra, en el que varias de las evidencias fueron privadas del conocimiento público por su contenido sensible, como lo fue el testimonio de violación con una botella de vodka, en Estados Unidos fue televisado para cualquier persona con acceso a cable o internet. A causa de esto, los miembros del jurado, que según el sistema legal de Estados Unidos está compuesto por un grupo de personas normales sin ningún tipo de preparación profesional en el área legal, no fue aislado de la opinión pública como suele suceder en otros casos, solo se les advirtió que no podían buscar nada sobre el juicio; lamentablemente, no era necesario que ninguno de ellos hiciera una búsqueda personal al respecto, porque en cualquier red social, la información llegaba a ti sin pedirla y con una evidente parcialidad hacia el lado de Johnny Depp.

    Esta parcialidad no se debe a falta de pruebas de Amber Heard, pues estas existen y fueron suficientes para calificar a Johnny Depp un «golpeador de esposas» en Reino Unido. De hecho, Heard contaba con algunas de las pruebas que fugazmente trataré de detallar a continuación:

    -Fotos. Al final de su relación, Heard fue documentando varias de las instancias de violencia donde se evidencian moretones, labios rotos; lugares de su departamento destrozados por Depp como la cocina y su closet, también se presentaron fotos de alfombras rojas donde se pueden visualizar moretones o cortes en su brazo y las fotos de paparazzis donde Heard aparece con moretones después de pedir una orden de restricción temporal en contra de Depp en el 2016.

    -Video. Además de las fotos, Heard pudo documentar uno de los ataques de ira del actor en el cual aparece rompiendo cosas, lanzando los anaqueles de la cocina con fuerza e insultando a Heard mientras se servía una copa del alcohol.

    -Audios: Muchas grabaciones en las que Depp reconoce tácita o explícitamente las explosiones de ira que tenía con Heard, así como varias de esas explosiones en sí mismas. En uno de ellos, Depp dice: «te di un cabezazo en la put* cabeza, eso no rompe una nariz», otro donde Amber le dice «Ponle encima tus cigarrillos a otra persona» y Depp en lugar de negarlo, procede a decirle «cállate, gorda».

    -Mensajes de texto y correos electrónicos. Tanto los mensajes de Heard como los de Depp que fueron adjuntados como prueba en el juicio de Reino Unido, muestran una clara línea de tiempo de los abusos ocurridos alegados por Amber. Desde el primer incidente de violencia al último, Heard le contó tanto a sus familiares como a sus amigos lo que estaba viviendo. Por ejemplo:

    En el segundo incidente, existen pruebas que esos días de marzo Depp había recaído en su adicción y Amber le escribió a su madre que “Él (Depp) hace que papá luzca como un santo cuando pierde el control”, quien maltrató físicamente a su madre hasta el día de su muerte.

    Sobre el tercer incidente, se adjuntó un correo electrónico con fecha del 11 de junio de 2013, que Heard había redactado para sí misma y para Johnny que decía:

    «Es como el Dr. Jekyll y el Sr. Hyde, la mitad de ti que amo. Locamente. La otra mitad que me da miedo. No puedo aguantarlo. Desearía poder pero no puedo, el problema es que realmente nunca sé/entiendo con cuál estoy tratando hasta que es demasiado tarde.

    La bebida me asegura que estoy lidiando con el monstruo, el abusador asustado niño violento e inseguro. Simplemente no puedo diferenciar dónde comienza la línea. Las drogas también parecen garantizar que me veré obligada a tratar con el monstruo. Una vez más, es saber qué/cuánto/y cuándo lo que marca la diferencia. A veces la resaca, la mañana siguiente, es tan mala como el baño de sangre en el que ya estoy acostumbrada que vivas por estar en un mundo de “facilitadores”[1],  eliminas y le tienes resentimiento (ya sea que te des cuenta o no) a todos los que no son “facilitadores”, puedo hacer una distinción clara en cuanto a quién cae en qué categoría, con total facilidad.

    Yo misma te he visto desmayarte en el suelo después de beber hasta enfermarte, una de estas veces te cortaste tanto que necesitabas puntos».

    Respecto a lo último mencionado, hay mensajes que lo corroboran, donde Depp le dice a su asistente Stephen Deuters que luego de una noche de alcohol se había cortado y que necesitaba puntos de sutura. Ese mismo día, Johnny Depp le envió un mensaje de texto a su amigo Paul Bettany, diciéndole “¡Quememos a Amber” “¡¡¡Ahoguémosla antes de quemarla!!! Después me follaré su cadáver quemado para asegurarme de que está muerta”. 

    Otro claro ejemplo que expone el abuso, son los textos que no pudieron ser incluidos en el juicio de Estados Unidos pero si en el de Reino Unido, referentes al incidente cuatro que se dio en un vuelo de avión, donde el asistente de Depp le dice a Amber: «Cuando le dije (a Depp) que te pateó, lloró». Y otro del mismo día, donde Johnny Depp sobre el incidente del avión le dice:

    “Una vez más, me encuentro en un lugar de vergüenza y arrepentimiento. Por supuesto que lo siento. Realmente no sé por qué o qué pasó. Pero nunca lo volveré a hacer. Quiero mejorar para ti. Y para mí. Debo hacerlo. Mi enfermedad de alguna manera me arrastró y me agarró. No puedo hacerlo de nuevo. No puedo volver a vivir así. Y sé que tú tampoco puedes. Yo debo mejorar. Y lo haré. Para los dos. Te amo. De nuevo lo siento mucho. Lo siento mucho. Te amo y me [s]iento tan mal por decepcionarte. Tuyo”.

    En ambos juicios se han presentado numerosos textos en los que Depp admite convertirse en una persona diferente cuando está borracho o drogado, como él mismo denominaba, “el monstruo”. “Golpeé y mostré colores feos a Amber en un viaje reciente”, le dijo en un mensaje a un amigo. Su hermana le envió un mensaje de texto a Depp para decirle: “Deja de beber. Deja la coca. Deja de tomar pastillas”.

    -Testigos: Amber presentó varios testigos que, o presenciaron los ataques o vieron los moretones y cortes que sufrió a manos de Johnny Depp. Una maquilladora mencionó que le tocó cubrir los moretones antes de su aparición en The Late Late Show. Testigos de Depp declararon sobre los desastres que este dejaba en habitaciones y hoteles, sin contar que una doctora y enfermera testigos de Depp bajo juramento declararon haber visto presencialmente las heridas de Amber en su cara. El último altercado antes de su divorcio, cuando Depp le lanzó un celular a Heard, fue escuchado por un amigo de ella en una llamada telefónica.

    Lo detallado en este artículo no está cerca de ser la mitad de las pruebas que Amber proporcionó en el juicio de Reino Unido o de las que pudieron ser admitidas en Estados Unidos.
    Es importante recalcar que Amber Heard tenía más pruebas que las que muchas víctimas de violencia doméstica y sexual suelen tener en estos casos, pero aun así no le creyeron ni una sola palabra.

    Además, no podemos dejar de lado la historia de violencia antes de Amber Heard con la que cuenta Johnny Depp y que fue detallada en la sentencia de Reino Unido:

    1. En 1989, Depp fue arrestado por agresión. En 2013, en una entrevista televisada, dijo sobre este incidente: “Fue un día malo. Tú sabes, uno tiene malos días. Y tú sabes, algunos chicos juegan golf y otros chicos destrozan habitaciones de hoteles”.

    2. En 1994 hubo otro accidente en Nueva York, donde una habitación de un hotel fue dañada. Un artículo de prensa señaló que Depp aceptó pagar USD 10 mil en compensación por los daños al dueño del hotel.

    3. En 1998, Depp hizo la película Fear and Loathing in Las Vegas junto a la actriz Ellen Barkin, con quien mantuvo una relación. El 22 de noviembre de 2019, en su deposición, ella declaró que en ese rodaje Depp discutió con uno de sus asistentes y lanzó una botella de vino en su dirección. Luego, testificó en el juicio televisado que Depp durante su relación había sido “celoso y controlador”.

    4. En 1999, un grupo de 14-15 paparazzis trataron de tomar fotos de Depp y su entonces pareja, Vanessa Paradis, quien estaba embarazada. Depp tomó un pedazo de madera de unos 30 a 35 centímetros y los golpeó con eso.

    5. En 2018, un miembro del staff de la película City of Lies que grabó Johnny, Greg Rocky Brooks, lo demandó por «agresión con lesiones» por aparentemente haberlo dado 2 puñetazos en la cara. Depp dice que lo hizo para defender a una compañera Afroamericana. En las próximas semanas, le tocará asistir a la corte para resolver esta otra agresión.

    No podemos olvidar que Johnny Depp ha defendido a personas como Roman Polanski, acusado de abuso sexual a menores de edad, insistiendo en que Polanski era un hombre de familia y que seguramente alguien había hecho un trato con otra persona para acusarlo de abusador, olvidando por completo que las víctimas a quienes acusaba de mentirosas, eran niñas. Depp es mejor amigo de Marilyn Manson, quien tiene una historia de 25 años de abuso a diferentes mujeres y que gracias a este caso, se inspiró en silenciar a Rachel Woods, una de sus víctimas con una demanda de difamación en marzo de 2022.

    Depp ha hablado en defensa de Harvey Weinstein y tiene muchos mensajes de textos llamando «vaca idiota», «puta sucia» y «prostituta sin valor» a Amber Heard. Así como otro que dice: «Le daré una paliza a esa zorra fea antes de dejarla entrar, no te preocupes». También de los mensajes de textos y correos electrónicos hacia Amber, su hermana y trabajadores de él, acusando a Amber de ser una zorra por querer actuar en grabaciones de películas incluso si había desnudos, como suelen encontrarse a menudo los actores en sus trabajos.

    Un episodio que marcó el rumbo del internet en este juicio, es el incidente del dedo. Johnny Depp acusó a Amber Heard de haberle cortado el dedo; sin embargo, existe un audio en el que Depp dice «el día en que yo me corté el dedo». Así como mensajes de texto a la doctora Kipper, donde le dice que él fue quien se cortó el dedo y dos mensajes a su hermana Christi, donde también le dice que fue él. En el juicio, admitió que luego de que ocurriera esto, metió su dedo cortado en pintura para manchar las paredes y la ropa de Amber. Es por esto que en el caso de Reino Unido, donde se adjuntaron como prueba estos mensajes y fotos, se declaró que Amber no había sido responsable de esa herida.

    Las redes sociales se encargaron de enterrar muchas cosas referentes a Johnny Depp y avillanar a Amber Heard por audios sacados fuera de contexto. Comenzando por el famoso audio donde le dice que le cuente al mundo que es una víctima de violencia doméstica, a ver si alguien le va a creer. En ese mismo audio, ella menciona que tiene miedo que la termine matando por el abuso que infringía sobre ella y que no tenía lógica que alguien creería que con el tamaño y el poder con el que Depp le llevaba ventaja, esta abusaría de él.

    Expusieron a Heard como una maltratadora de su expareja, a pesar de que ella, Tasya Van Reed, había salido en su defensa con anterioridad, declarando que todo había sido sacado de contexto y que Amber Heard nunca la había maltratado. También la llamaron mentirosa porque Heard no había terminado de pagar su donación de los USD 7 millones obtenidos del divorcio con Depp, que había prometido a dos organizaciones, ignorándose que en el juicio de Reino Unido se presentaron pruebas que con ACLU, Heard había prometido el pago en un lapso de 10 años. Ella hizo el primer pago acordado, pero no pudo continuar porque Depp comenzó a demandarla por difamación y tan solo su defensa legal le ha costado unos USD 6 millones hasta ahora.

    Podríamos pasarnos horas hablando de todas las mentiras que se esparcieron sobre Heard en las redes sociales y faltaría tiempo. A ella no se le perdonaba ni una sola equivocación o error, cada movimiento de sus manos o expresión facial, era sobreanalizado y se decía que «así no se comportaban las verdaderas víctimas». Se hicieron memes de su testimonio de violación y fue ridiculizada en TikTok en dimensiones difíciles de comprender.

    Como si las víctimas tuvieran que seguir un manual de cómo actuar para ser válidas. Como si una víctima dejara de ser menos víctima si le faltaran lágrimas al contar que fue violada o si esta sigue adelante con su vida, aún al ser maltratada. Como si las víctimas tuvieran que ser sumisas y agachar la cabeza sin reacción al abuso para ser escuchadas.

    Heard entonces, no era la víctima perfecta y se le quitó la posibilidad si quiera de ser considerada una. Existe un audio en el que Heard admite haberle pegado a Depp, así como existe otro donde él admite haberle dado un cabezazo, pero la única que recibió insultos por todo el internet fue Amber Heard.

    Es cierto que no se puede negar que existió violencia de parte de Amber Heard. Muchos expertos llaman a esto abuso reactivo, que funciona como mecanismo de defensa cuando una persona está siendo abusada constantemente. Los hombres también pueden ser víctimas de violencia doméstica, sí, y este artículo no tiene intención de negarlo.

    Sea que creas o no que se trataba de abuso reactivo como respuesta al maltrato que sufría o que creas que simplemente era abuso mutuo, Johnny Depp sí abusó de Amber Heard y existen muchas pruebas que demuestran que eso ocurrió. Lamentablemente, el Internet escogió un lado, santificando a Depp y destruyendo por completo a Heard.

    Este juicio solo ha sido una prueba más de lo difícil que puede resultar para una víctima de violencia alzar la voz. Amber Heard no utilizó el nombre de Johnny Depp en la publicación de Washington Post en 2018 y aún así la silenciaron. ¿Qué le espera a las mujeres alrededor nuestro, que han sido abusadas, maltratadas o violadas dentro de sus hogares y que solo tienen su testimonio para probarlo como sucede en la mayoría de los casos?

    Nos quieren vender la idea de que el que un hombre haya ganado un caso de difamación relacionado a violencia doméstica es la gran victoria y la gran revelación de esta década. Como si ninguna de estas personas se hubiera tomado la molestia de ver las estadísticas reales que demuestran que esta no es ninguna excepción, las estadísticas que presentan que las mujeres no solo no ganan estos casos, sino que muchas terminan muertas porque nadie les cree.

    Tratan ahora de decirnos «no todas las mujeres son buenas», como si no lo supiéramos o como si, cada vez que una mujer hace algo malo, no pagáramos todas con las generalizaciones. Cuando un sinnúmero de hombres acosa, viola o asesina a mujeres diariamente, lo primero que nos dicen es «no todos los hombres» pero ahora que Amber Heard perdió, la generalización es «las mujeres mienten», «las acusaciones arruinan vidas».

    Lo repiten tanto en una América Latina que tiene un cementerio lleno de mujeres silenciadas y asesinadas.

    • Abogada. Estudiante de maestría con mención en Derecho Procesal. Práctica en Derecho Procesal Civil y Contratación Pública. Investigadora y activista en temas de derecho humanos, derechos de las mujeres y la violencia basada en género.

    ¿TE PARECIÓ INTERESANTE?

    Recibe más noticias así, ¡únete a la comunidad!



      Quiero recibir información
      spot_img