Una mariposa morada aletea en Guayaquil

THALÍE PONCE

Algunas paredes y sectores de Guayaquil amanecieron llenos de mariposas moradas este 25 de noviembre de 2021. El mensaje: «libres y sin miedo». Hay mariposas moradas en Urdesa, en La Garzota, en Mucho Lote 2, en Monte Sinaí y en todo el puente peatonal que une Guayaquil con Durán.

La mariposa morada representa a las hermanas Patria, María Teresa y Minerva Mirabal, tres dominicanas conocidas como ‘Las mariposas’, que se opusieron a la dictadura de Rafael Leonidas Trujillo y —por su activismo— fueron asesinadas el 25 de noviembre de 1960. Sus cuerpos fueron encontrados con signos de tortura dentro de un carro abandonado en un barranco en Salcedo, en República Dominicana.

«Si me matan, sacaré los brazos de la tumba y seré más fuerte», dijo más de una vez Minerva, sabiendo que estaban amenazadas y perseguidas.

En nombre de las hermanas Mirabal, cada 25 de noviembre se conmemora el Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. Para no olvidar a Patria, a María Teresa y a Minerva, desde Guayaquil, el Movimiento de Mujeres Diversas en Resistencia #GuayaquilFeminista eligió la mariposa morada como símbolo de lucha y activismo en este día. Pero también para recordar a nuestras víctimas, a las mujeres que han sufrido la violencia en sus diferentes expresiones, a las que el sistema les dio la espalda, como Helen Brigitte Maldonado, una mujer trans que murió asesinada en la masacre penitenciaria del 13 de noviembre de 2021.

De acuerdo con la Alianza para el Monitoreo y Mapeo de Femicidios en Ecuador, entre el 1 de enero y el 15 de noviembre de 2021 han sido asesinadas por motivos de género 172 mujeres en el país. Esto significa que en Ecuador, una mujer es víctima de femicidio cada 44 horas.

Los números siguen aumentando: el año pasado ocurría un femicidio cada 72 horas. Y a muchos parecía no importarles. ¿Les importará ahora? Porque nos siguen matando y el presupuesto para la implementación de la Ley para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres sigue siendo cero.

Una mariposa morada aletea en Guayaquil. Por las 172 víctimas de femicidio de este 2021. Por las 11 niñas que cuentan dentro de esa estadística. Por las cinco que estaban embarazadas. Por las ocho que tenían una boleta de auxilio porque sabían que estaban en peligro, pero el Estado no las protegió. Por las cinco que eran adultas mayores.

Foto cortesía de Myriam Carbo

Una mariposa morada aletea en Guayaquil. Libre y sin miedo. Para recordarlas a ellas, pero también para recordarnos a nosotras mismas que podemos vivir una vida libre de violencia. Porque es nuestro derecho. Y que mientras el Estado nos siga dando la espalda, seguiremos organizándonos y cuidándonos entre nosotras mismas. Como dice la periodista feminista colombiana Catalina Ruiz-Navarro, las mujeres que luchan se encuentran. Hoy nos encontramos. Hoy nos tomamos la ciudad. Y tenemos alas.

 

  • Periodista y editora con más de 10 años de experiencia. Ha trabajado en medios locales como El Comercio, Vistazo, Expreso y Primicias. Es exbecaria del International Center for Journalists (2019), la International Women's Media Foundation y el programa Reham Al-Farrah de la ONU (2021). En 2018 ganó el premio Jorge Mantilla Ortega y en 2020 fue finalista del premio Roche de periodismo en salud, edición Ecuador. En los últimos años su cobertura se ha centrado en la violencia basada en género y los derechos de las mujeres.

ARTÍCULOS RECOMENDADOS

¿TE PARECIÓ INTERESANTE?

Recibe más noticias así, ¡únete a la comunidad!



    Quiero recibir información
    spot_img

    Una mariposa morada aletea en Guayaquil

    ARTÍCULOS RECOMENDADOS

    THALÍE PONCE

    Algunas paredes y sectores de Guayaquil amanecieron llenos de mariposas moradas este 25 de noviembre de 2021. El mensaje: «libres y sin miedo». Hay mariposas moradas en Urdesa, en La Garzota, en Mucho Lote 2, en Monte Sinaí y en todo el puente peatonal que une Guayaquil con Durán.

    La mariposa morada representa a las hermanas Patria, María Teresa y Minerva Mirabal, tres dominicanas conocidas como ‘Las mariposas’, que se opusieron a la dictadura de Rafael Leonidas Trujillo y —por su activismo— fueron asesinadas el 25 de noviembre de 1960. Sus cuerpos fueron encontrados con signos de tortura dentro de un carro abandonado en un barranco en Salcedo, en República Dominicana.

    «Si me matan, sacaré los brazos de la tumba y seré más fuerte», dijo más de una vez Minerva, sabiendo que estaban amenazadas y perseguidas.

    En nombre de las hermanas Mirabal, cada 25 de noviembre se conmemora el Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. Para no olvidar a Patria, a María Teresa y a Minerva, desde Guayaquil, el Movimiento de Mujeres Diversas en Resistencia #GuayaquilFeminista eligió la mariposa morada como símbolo de lucha y activismo en este día. Pero también para recordar a nuestras víctimas, a las mujeres que han sufrido la violencia en sus diferentes expresiones, a las que el sistema les dio la espalda, como Helen Brigitte Maldonado, una mujer trans que murió asesinada en la masacre penitenciaria del 13 de noviembre de 2021.

    De acuerdo con la Alianza para el Monitoreo y Mapeo de Femicidios en Ecuador, entre el 1 de enero y el 15 de noviembre de 2021 han sido asesinadas por motivos de género 172 mujeres en el país. Esto significa que en Ecuador, una mujer es víctima de femicidio cada 44 horas.

    Los números siguen aumentando: el año pasado ocurría un femicidio cada 72 horas. Y a muchos parecía no importarles. ¿Les importará ahora? Porque nos siguen matando y el presupuesto para la implementación de la Ley para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres sigue siendo cero.

    Una mariposa morada aletea en Guayaquil. Por las 172 víctimas de femicidio de este 2021. Por las 11 niñas que cuentan dentro de esa estadística. Por las cinco que estaban embarazadas. Por las ocho que tenían una boleta de auxilio porque sabían que estaban en peligro, pero el Estado no las protegió. Por las cinco que eran adultas mayores.

    Foto cortesía de Myriam Carbo

    Una mariposa morada aletea en Guayaquil. Libre y sin miedo. Para recordarlas a ellas, pero también para recordarnos a nosotras mismas que podemos vivir una vida libre de violencia. Porque es nuestro derecho. Y que mientras el Estado nos siga dando la espalda, seguiremos organizándonos y cuidándonos entre nosotras mismas. Como dice la periodista feminista colombiana Catalina Ruiz-Navarro, las mujeres que luchan se encuentran. Hoy nos encontramos. Hoy nos tomamos la ciudad. Y tenemos alas.

     

    • Periodista y editora con más de 10 años de experiencia. Ha trabajado en medios locales como El Comercio, Vistazo, Expreso y Primicias. Es exbecaria del International Center for Journalists (2019), la International Women's Media Foundation y el programa Reham Al-Farrah de la ONU (2021). En 2018 ganó el premio Jorge Mantilla Ortega y en 2020 fue finalista del premio Roche de periodismo en salud, edición Ecuador. En los últimos años su cobertura se ha centrado en la violencia basada en género y los derechos de las mujeres.

    ¿TE PARECIÓ INTERESANTE?

    Recibe más noticias así, ¡únete a la comunidad!



      Quiero recibir información
      spot_img